Experiencia de Pesca en Mendoza Argentina y Reflexiones Sobre su Pesca, la de Europa y la Nuestra

Experiencia de Pesca en Mendoza Argentina y Reflexiones Sobre su Pesca, la de Europa y la Nuestra.

Martín Aylwin

Instructor de la Escuela Mendoza Anglers – Chile

http://martinpescadorfishingschool.com/

Publicado en: www.lavaguada.cl

I. La realidad de la Pesca con Mosca en Argentina.

El año pasado tomé una decisión muy relevante: capacitarme como pescador e instructor. La respuesta más cercana a todas mis dudas se encontraba a solo una cordillera de distancia: Argentina. Un país que nos lleva 40 o 50 años  de ventaja de historia en la pesca con mosca. Argentina es reconocido por todo el mundo como un pesquero de primera línea (compitiendo directamente con Nueva Zelanda y en mucho menor medida Chile), y por eso no es sorpresa que los últimos años lo hayan visitado entro otros Bruce Richards, Joan Wulff, Tom Rosembauer, Jerry Seam, Steve y Tim Rajeff para pescar y hacer clínicas a pescadores e instructores (En Chile nuestra última gran visita fue un excelente encuentro organizado por Cinco Ríos Lodge el 2011 con Tim Rajeff y Jim Lebeau, Steve Choate, traido por Rod and gun el 2010-2011, y antes el gran Mel Krieger en el 2004).

Si continuamos con la lista de visitas, terminaríamos por enumerar casi a los más famosos pescadores del mundo de la historia reciente, que la han visitado en los últimos 40 años. Todo esto ha generado que el nivel de conocimiento y calidad de los instructores y guías sea altísimo, y no es extraño que hoy en Argentina existan 3 guías certificados por la Federation of Fly Fishers o FFF (en Chile ninguno según la página oficial a la fecha de escritura del artículo), varios certificados por la escuela de Mel Krieger, muchos certificados por asistir a la Escuela de los grandes instructores que pasan año a año por nuestro vecino país. En suma, existen al menos 10 instructores de clase mundial (como Federico Pratto, Benito Perez, Pablo Perez, Marcelo Morales, Tano Baruzzi, Fernando Mosso, Darío Pedemonte, Guillermo Ricigliano, etc) y una segunda camada de guías de primer nivel capacitados a su vez por las diferentes Escuelas y Asociaciones de Pesca con Mosca de Argentina (existen 66 guías certificados por la Asociación de Pesca con Mosca Argentina). Y esas escuelas han capacitado a su vez ya a miles de pescadores usuarios que tienen un gran nivel de pesca, superior al promedio del pescador Chileno.

No por nada la infraestructura de pesca en Argentina es muy superior, y existen más Lodges que en Chile. Sin perjuicio de que personalmente encuentro que Chile tiene mejores paisajes y excelentes pesqueros que le compiten mano a mano con los pesqueros trasandinos, Argentina está más preparado para recibir pescadores con mosca, y aunque puedan haber muchas razones para ello, me quiero referir a una: capacitación. Argentina hace 40 años tomó una decisión que nosotros debimos tomar hace mucho tiempo, importar conocimiento. Nadie nace siendo pescador con mosca, ni si quiera los maestros actuales. A los maestros les enseñaron otros maestros, y así sucesivamente. Pues bien, Argentina importó conocimiento de los mejores pescadores del mundo de las últimas décadas, algo que también hizo Nueva Zelanda y Estados Unidos al menos un siglo atrás, tres países que están en otra categoría en materia de pesca con mosca. Esto me lo reafirmó Rhea Topping (una de las mejores instructoras de Pesca de Estados Unidos) a quien tuve el placer de conocer en este viaje, quien entre muchas cosas (ver título III) me afirmó que el nivel de los instructores de pesca Argentinos es muy superior al nuestro. La lección de sus palabras: Chile debe importar conocimiento de pesca con mosca como todos los países de primer nivel lo han hecho para crecer.

 

II. Experiencia en Mendoza.

            Por las razones anteriores es que decidí capacitarme con Fernando Mosso, a quien conocí por recomendaciones de muchos pescadores chilenos a quien respeto muchísimo. Ellos me comentaron que Fernando era un extraordinario profesor, un mejor pescador, y que además enseñaba la misma pesca que yo enseño, pesca de de ninfas y secas. Me habían dicho que era instructor de la Escuela de Mel Krieger, capacitado en Nueva Zelanda, instructor de la Asociación de Pesca con Mosca Argentina y Mendocina y tester de cañas de SAGE Co. Me comentaron además que Fernando no es ajeno a Chile, a partir del año 2001 ha hecho clases de lanzamiento en el Estadio Corfo con Mel Krieger y Federico Pratto, ha hecho capacitaciones a guías en Coihaique y en otros puntos del país, y fue panelista el 2004 junto a Mel Krieger y Rhea Topping en una clínica de pesca.

            Con esos antecedentes decidí tomar un curso de lanzamiento con él en Agosto del año 2011. Y aunque al principio no sabía que esperar de la calidad de un instructor Argentino (por ignorancia y arrogancia), al cabo de 4 días de durísimo entrenamiento entendí que Argentina está en otro nivel de pesca y sus instructores mucho más preparados que los nuestros. Fernando destrozó mi forma de pescar y enseñar y la remplazó por una mucho más eficiente y productiva. Nunca más lanzar por lanzar para impresionar a los amigos (revolear trompadas al aire como él lo llama), sino que lanzar para pescar, enseñar recursos de pesca, lanzamientos finos y precisos, lanzamientos 100% aplicables a la pesca y no formar más pescadores de pasto, y modificó mis clases de 5 a 15 hrs en el primer nivel. Aprendí que la humildad es la clave del aprendizaje.

            En aquella época organizamos una segunda capacitación para Marzo de este año, 6 días de pesca junto a mi amigo Carlo Fabricatore, quien también iba a hacer unas clases para iniciarse en el mundo de la pesca con mosca. En resumen repasamos con mucha profundidad las tres esferas de la pesca: como lanzar a una trucha eficientemente, saber que comen las truchas, y donde lo hacen. Fernando además nos hizo ejercicios diferenciados, abordando la misma materia para Carlo, que recién entraba en la pesca y para mi, con información algo más avanzada.

            Cada día tuvo un objetivo particular, el primer día de pesca, prácticamente no pescamos, sino que hicimos una muy elaborada clases de entomología acuática y lanzamientos. Analizamos las principales órdenes de insectos, con sus familias y especies respectivas (ej.- Efemeroptera – Leptoplhebiidae – Massartidae) de las principales ordenes relevantes de insectos subacuáticos invertebrados. Aprendimos donde capturarlos, características relevantes de su comportamiento, identificarlos, saber su maduración, edad aproximada, ciclo de vida e imitaciones en sus diferentes estadíos. Al final de la clase practicamos algunos lanzamientos básicos con pesca de ninfa, estrategias de lanzamiento con los vientos y lideres lastrados.

Al día siguiente se enfocó en enseñarnos los ordenadores biológicos del río y las derivas de las ninfas en función de esos ordenadores, en otras palabras, saber por qué se alimentan las truchas en cada hora del día en función de la temperatura del agua, PH, corrientes, etc. Estudiamos lectura de aguas muy profundamente, para entender por que la trucha estaba en cada estructura y por qué se encontraba en ella en cada hora del día, examinamos las corrientes primarias, secundarias y terciarias, y por que las truchas se encontraban en ellas, así como el estudio de las capas laminares del río y por que las truchas se alimentaban en una u otra, es decir a descomponer cada estructura del río. Ya hacia el tercer día no solo aprendíamos muchísimo, sino que además pescábamos de maravilla.

El cuarto y quinto día nos dedicamos a aprender técnica de pesca aplicadas, lanzamientos de mosca seca para evitar el drag de la mosca, lanzamientos de ninfa con lideres lastrados y emergentes, construcción de los tiros con los diferentes vientos (trasero, frontal y laterales), ajuste del líder, mosca y técnica en función de los vientos y la distancia, e incluso nos dimos el lujo de pescar más de 100 truchas en una sola corredera del río de 20 metros.

El sexto día, como instructor de su Escuela me hizo guiar bajo su supervisión a Carlo y tuvimos muy buenos resultados, afirmando que el curso fue todo un éxito para ambos. Luego de 6 días de pesca y unas 42 hrs en el río puedo recomendar 100% el curso a todos quienes quieran aprender a pescar el estilo Europeo de Pesca con Mosca de ninfas y secas, el que comencé a enseñar en mis clases hace 6 meses.

 

III. Reflexiones.

            Desde la última capacitación Fernando me comentaba que en Estados Unidos habían muchos instructores de mala calidad pero bien “marketeados” que él había guiado o visto en demostraciones, y que los verdaderos pescadores estaban en Europa, con algunas notables excepciones. Yo me desenvolvía entre la duda de cual era la mejor escuela, por un lado toda la vida he sido invadido por muy buenos videos, artículos y libros de Estados Unidos, y por otro encontré una fuente de conocimiento muy superior en el estilo Europeo de Pesca enseñado por Fernando Mosso. Pero me encontraba en el medio de ambas técnicas.

            Fue este viaje el que me hizo pensar que el estilo Europeo es mucho mejor y fueron 2 los principales motivos:

1.- La aplicación de estas técnicas mejoró mis resultados de pesca comparado con mis 3 viajes anteriores al mismo Valle Hermoso. Pesqué más truchas, algunas en condiciones que antes no capturaba, pesqué con técnicas más eficientes y complejas y además aprendí haciéndolo. Aprendí a leer el río, desmembrar las estructuras, y todos los días tuve pescas increíbles, mejores que todos mis viajes anteriores, pero pescando 90% de superficie. Es decir, pesqué no más de 300-500 metros al día con los mismos resultados que antes en 3 a 5 km de río.

            2.- En este viaje tuve el placer de conocer a Rhea Topping, una encantadora mujer, que es una de las mejores instructoras de Pesca de Estados Unidos, y la segunda mejor instructora mujer después de Joan Wulff. Cuando le pregunté quien creía que era mejor, si los pescadores Europeos o Estadounidenses, no dudó en señalar: “con algunas notables excepciones de instructores de Estados Unidos del Este y Montana, los Europeos (y sus ex colonias) son mucho mejores pescadores e instructores que nosotros”.

            La certera y sincera opinión de Rhea Topping me abrió los ojos. Después de todo los Estadounidenses aprendieron de los Ingleses –que crearon la pesca con mosca contemporánea- y los Estadounidenses que me nombró como excepciones a la regla, conservan similitudes impresionantes con el estilo de pesca Europeo.

            Por lo anterior es que consejo que no se dejen impresionar por todo lo que viene de Estados Unidos. Hay muy buenos instructores, materiales, artículos y libros, pero hay otros del mismo nivel o mejores en España, Inglaterra, Polonia, Republica Checa, Italia, Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica, etc.

Agradecimientos:

Agradezco a Carlo Fabricatore por las fotografías que me facilitó para este artículo y a Fernando por tomar gran parte de ellas.

A %d blogueros les gusta esto: