Publicación de artículo sobre Río Puelo en revista OUTDOORS

Hola amigos,

Les dejo la publicación que hice para el número de abril revista Outdoors, en esta ocasión el relato de una experiencia en Río Puelo en Noviembre del año 2012, junto a Fernando Baldrich, un destacado alumno de la Escuela y amigo, pescando a ninfas el Río Puelo.

Abrazos,

fly fishing en rio Puelo

Les dejo el texto y las fotos:

DESCUBRIENDO RIO PUELO

IMG_4519

       IMG_4419

En noviembre del año 2012 fui invitado por Fernando Baldrich, un destacado alumno de la Escuela Andes Anglers, y gran amigo a realizar un curso en terreno en el Río Puelo. Nuestro objetivo, poner en práctica las técnicas de pesca ninfa aprendidas durante el invierno. ¿Nuestro destino? Riverside Puelo Lodge (http://riversidepuelo.cl/), una excelente operación en las cercanías de este imponente río. Ahí nos recibiría Roberto Morales, guía de pesca con mosca, su mujer Daniela Marin y su hijo Gaspar.

Aterrizamos en Puerto Montt una tarde de Jueves, emocionados por lo que nos depararía el fin de semana. Entre el hermoso paisaje que une Puerto Montt con Puelo, el cómodo vehículo de transporte, y la planificación de la pesca para el fin de semana, el camino se hizo muy corto. Desde el primer momento, Roberto mostró gran conocimiento del río. Bombardeado por todo tipo de preguntas, de los insectos subacuáticos del río, la temperatura del agua, posibles sectores de pesca, estrategias de cómo abordar el fin de semana, supo dar contundentes y serias respuestas. Lo re-confirmaría al final del viaje, Roberto es un gran guía. Me dio seguridad en todo momento,  un conocedor de Puelo como pocos, y una gran capacidad para definir estrategias y encontrar los lugares de pesca. Algo que no dejó de impresionarme, la destreza con que manejaba los jet boats, como ningún guía que haya visto, simplemente un “capo”.

IMG_4412

Llegando a Rverside Puelo Lodge, nos esperaba un cordero al Palo, un espectacular cóctel de empanadas de mariscos, y un reponedor pisco sour, todo cocinado maravillosamente por Daniela, señora de Roberto y cocinera, quien nos impresionaría mañana, tarde y noche con sus criollas preparaciones. Un par de mentiras de pescadores en torno al cordero, planificaciones del día siguiente y ya estábamos prestos para dormir.

IMG_4415

Día Viernes, ansioso por lo que nos deparaba, mi primer día de pesca en el Puelo. Un verdadero desafío, enseñar y pescar con ninfas un río que es famoso principalmente por la pesca de streamers y de sus grande salmones chinook. Primer lugar escogido, unos juncos río arriba del Lago Tagua-Tagua en una seudo laguna que forma el río. Simplemente un espectáculo, la elección de ninfas de tricópteros (caddis) y odonatos (libelulas), así como algunas libelulas adultas y chernobils, nos dieron excelentes resultados. Varios piques de Fernando, algunos míos, y ya empezábamos a poner en práctica algunos contenidos del curso de pesca. Lanzamientos con líder lastrado, y examen de entomología de la laguna nos permitieron tener mayor claridad que comían las truchas en ese lugar. Y desde luego, el conocimiento de Roberto y su maniobra con el jet, realmente fuera de serie. Decidimos antes del almuerzo pescar un estero tributario que llega al Puelo, y para nuestra sorpresa, justo en la boca del estero, en donde depositaba sus aguas a las turquesas aguas del Puelo, una gran trucha arcoíris estaba rondando. Estudiamos por unos minutos que estaba comiendo, y definimos la mosca a usar, una ninfa n.- 14 de efemeroptero. Tanto yo como Roberto instruimos a Fernando del tipo de lanzamiento a realizar, y Fernando con una excelente ejecución y al segundo lance, logró seducir a la trucha, la que tomó su mosca suavemente. Unos minutos de combate (lastimando la trucha lo menos posible) y nos fue posible fotografiar sus hermosos tonos rojizos. Inmediatamente fue devuelta al agua, y nosotros, para celebrar, decidimos almorzar. El resto del día nos dedicamos a conocer el Puelo alto, Río Manso, y otros sectores.

IMG_4488

El día Sábado fue otro excelente día, y decidimos pescar esta vez, la zona baja del Puelo. Nos detuvimos cerca de unos impresionante rápidos del sector alto, y comenzamos la clase de ninfas. Primero un examen entomológico del río. Tomamos la malla entomológica y comenzamos a mover piedras, luego de unos minutos pudimos notar que había una gran cantidad de efemerópteros de variados tamaños, seguida por enormes plecópteras, y tricópteras. Con eso en mente, comenzamos a armar equipos, caña #3 de 10,6 pies, una ninfa lastrada, y comenzamos a revisar la mecánica del lanzamiento de ninfa y las diferencias con el lanzamiento con mosca seca. Tuvimos algunos piques, pero las estructuras, con mucho agua y muy profundas complicaban el trabajo. Roberto sugirió que fuéramos a pescar un sector de menor profundidad asegurando que tendríamos buenos resultados. Y como fue la tónica del viaje, no se equivocaría.

IMG_4430

Mientras bajábamos al sector, Fernando decidió darle oportunidad a la pesca de streamer. El resultado muy bueno, en una fuerte correntada, en que magistralmente Roberto logró posicionar el bote, logró el pique de un combativo salmón salar. El trabajo para fotografiarlo fue notable. La fuerza del pez, sumado a la fuerte corriente, complicaron a ratos la maniobra. Pero el excelente trabajo de Fernando y Roberto, permitió que pudiéramos atrapar (y devolver) este maravilloso ejemplar. La foto, un abrazo entre los miembros del equipo, y partimos a pescar nuevamente con ninfas.

IMG_4503

Llegamos a una suave y poco profunda correntada. Roberto decidió pescar con Fernando en bote desde la mitad del río lanzando a la orilla, mientras yo pescaría la misma estructura desde la orilla con ninfas. La decisión fue la correcta, varios pique de Fernando y míos hicieron aún más increíble el día.  Particularmente cerró el día un pique que tuve muy cerca de la orilla. Un par de truchas estaban tomando insectos en superficie, pero no era una eclosión abundante, razón por la que decidí intentar con ninfas de la especie que supuse (por el examen entomológico) podía estar emergiendo. Un lanzamiento curvo a la izquierda a 8 metros de la orilla, y a pocos segundos de caer la línea, el indicador de pique se detiene bruscamente, y con ello mi respiración. Una corrida de 20 metros río abajo, y ya estábamos en franca pelea. Yo con una caña n.- 3 para pesca de ninfa checa, y la trucha, usando la corriente para cortar mi líder 5x. Pocas veces había visto doblada una caña de esa forma, la trucha era probablemente un trofeo (para esa caña y ese líder), y una nueva corrida me lo confirmó, luego, sin nadar, se mantuvo pegada al fondo sin poder sacarla. Después de unos minutos confirmé mi sospecha, un hermoso ejemplar de trucha arcoíris de unos 3 kilos fue capturada con una imitación de ninfa de efemeróptero n.- 14. Una sonrisa que no pude sacarme en todo el viaje, la foto de rigor, felicitaciones del resto del equipo y un abrazo a Roberto, de quien fuera la idea de visitar ese lugar. Era momento de terminar el día, una nueva cena esperaba en el Lodge. En el camino pensaba: realmente no sabe la gente lo que se pierde al ignorar la pesca de ninfas, a ratos más compleja, pero que en el viaje trajo mucha mayor retribución.

IMG_4519

La mañana del Domingo volvimos al mismo sector para que Fernando pudiera capturar una de esas combativas truchas con ninfa. Y así fue, como con una paciencia impresionante consiguió su objetivo. Pudiendo optar por pescar con streamers, quizás una técnica más sencilla, decidió darse el tiempo y trabajar cada sector de la estructura, y así fue como, nuevamente el indicador de pique se detuvo, y una larga corrida de la trucha cerró el que fuera un excelente fin de semana. Nuevamente el fino tippet escogido para capturarla, hizo que el trabajo de Fernando fuera más difícil, la caña flexionada totalmente demostraron el tamaño de la trucha. La foto del equipo, y comenzábamos el viaje de retorno a Santiago.

IMG_4535

Así es como me despedía del Puelo, ese imponente río turquesa, que talla día a día un valle de bosque nativo, enormes montañas que acompañan tu jornada, e impresionantes atardeceres. Una excelente pesca, buena comida, excelente estadía, el Puelo, es definitivamente un lugar para volver, y Roberto, es la persona indicada para mostrarte ese lugar.

A %d blogueros les gusta esto: